sábado, 29 de octubre de 2011

naturaleza: la gran maestra

margarita´s


mi jardín tiene varias instancias. la zona de "cuidados intensivos", en la cocina de casa, donde están los almácigos. ahí puedo seguir la germinación de las semillas minuto a minuto (casi literalmente), y los primeros riegos que, en esos brotecitos tan frágiles, son muy delicados.


las plantas que pasan exitosamente esta etapa, pasan a mi "vivero", que es el rincón del jardín justo afuera de la puerta de la cocina. allí las veo por la ventana, me alegran cada día, las puedo regar fácil, y hasta puedo investigarlas de noche en busca de algún depredador, sin demasiada dificultad.


cuando también se cumple esta etapa, las plantitas pasan a su lugar definitivo, que es a "campo abierto". ahí mi seguimiento ya no es diario, y por eso me someten a una continua sorpresa.


generalmente la sorpresa es más que agradable. las plantas crecen y crecen, florecen, dan frutos, germinan cosas increíbles en lugares insospechados... una verdadera fiesta.
pero a veces, la sorpresa es un bajón.


ayer fui en mi recorrida semanal a visitar a mis cosmos. hace 15 días los había plantado, y hace una semana, los había tutorado. largos ratos de paciencia y dedicación, saboreando interiormente su futura floración. 


¡qué pena ver los estragos que la falta de agua puede hacer! desde allí abajo los pocos que quedaban apenas verdes parecían despedirse de su fugaz vida.
¡qué bajón! sí, ¡qué bajón!


de todos modos los regué, porque siempre hay más vida que la que alcanzamos a ver. pero después me fui a sentar en un banco, dejando que sentimientos y pensamientos vagaran dentro mío, pareciendo alinearse en dos bandos, los del bajón y los de la esperanza.


yo los miraba en silencio, siendo sólo testigo de sus argumentos. mientras secretamente sabía que ella, la naturaleza, una vez más me estaba enseñando algo.
esperanza, perseverancia, paciencia...
porque en el jardín, como en todo, la paciencia todo lo alcanza...

domingo, 23 de octubre de 2011

Excelencia de la amistad

Desde Galilea

Aunque ha pasado apenas una semana desde que les escribía la última vez, en el libro de Elredo han pasado en cambio varios años. El monje Juan ha muerto y las charlas siguen en Rieval, posiblemente en la enfermería de la abadía, donde Elredo pasó sus últimos diez años. Los coloquios son ahora entre él y su secretario, Walter Daniel, y un tal Graciano, que no sabemos quién era.

El texto se vuelve tan rico, que no me queda más que transcribirlo literalmente, porque no quisiera que se perdieran nada.
Le dice entonces Walter Daniel a Elredo: " Aquí me tienes, pendiente de tus palabras. Tanto más ávido cuanto que he saboreado la dulzura de lo leído sobre la amistad.  Ya que tan magníficamente trataste de la naturaleza de la amistad, enséñame ahora qué utilidad reporta a quienes la cultivan..."

A lo cual responde Elredo: "Entre las cosas humanas, nada más santo se puede desear, nada más provechoso se puede buscar, nada se encuentra más difícilmente, de nada se tiene tan dulce experiencia y nada más provechoso se puede tener. Pues lleva en sí el fruto de vida que permanece, en el presente y en el futuro (1 Tim 4, 8). Sazona con su dulzura todas las virtudes, atraviesa todos los vicios con la fuerza de su poder, mitiga la adversidad y modera la prosperidad...

¡Ay del que está solo, porque si cae, no tiene quien lo levante! (San Ambrosio, De officis III, 134).
Está absolutamente solo quiene no tiene amigo. Y, ¡cuánta felicidad, seguridad y alegría si tienes alguien a quien te atreves a hablar como a ti mismo (Cicerón, De amicitia, 22), a quien no temes confesar tus yerros, a quien no te sonroja manifestar tu progreso espiritual, a quien confiesas todas las cosas secretas de tu corazón y en cuyas manos pones tus proyectos! ...

El amigo es medicina de vida (Eclesiástico 6, 16)... Pues en toda nuestra vida terrena no hay medicina más reconfortante, eficaz y notable para curar nuestras heridas que tener quien se nos acerque compasivo en nuestra adversidad y jubiloso en nuestra prosperidad...

La amistad torna más espléndidas las cosas que nos hacen felices, condivide las adversas y pone en comunión las más leves. (Cicerón, o.c., 22)".

Y ahora yo, Galilea, ¿qué siento?
Siento ganas de salir corriendo a abrazar a mis amigos y contarles que todo esto que dice Elredo, son ellos para mí. ¡Mil gracias amigos míos!

jueves, 20 de octubre de 2011

magritte

by blue


quiero invitarlos a ver algo delicioso. algo que yo podría pasar horas mirando... 
es para contemplar, para mirar sin intentar entender. porque si tratamos de entender, perdería su magia.
se ve así:




yo lo veo y se me dibuja una sonrisa. tal es el gozo que me produce. 
mirarlo me hace feliz.
me alegra. me divierte. me admira.
es la magia de rené magritte, pintor belga del siglo XX.
me fascinan esos hombrecitos de traje y sombrero bombín. a veces con manzanas verdes:



y siempre en situaciones insólitas:




delicioso, fantástico, mágico.
no hace falta decir más.
toda su magia en este link impecable:


que lo disfruten!!







miércoles, 19 de octubre de 2011

lechugas

margarita's


me creerían si les dijera que lo que en julio en mi huerta se veía así:




hoy en cambio se ve así? :




y sí... yo tampoco lo puedo creer!!
se preguntarán cómo hice para que mis lechugas crecieran así. 
en realidad, yo no hice más que plantar y regar. el resto, el gran trabajo, lo hizo la naturaleza. solita. generosa y abundante como es ella.


nosotros? familiares y amigos, todos verdes... pasados de comer lechugas!!

domingo, 16 de octubre de 2011

mother's day

by blue

un mimo para el corazón:
el libro de juanjo sáez, "el arte, conversaciones imaginarias con mi madre"



y de él, una de mis páginas favoritas:




muy feliz día mamás!!!

sábado, 15 de octubre de 2011

la amistad, valor permanente

Desde Galilea

Habíamos visto cómo dos tipos de reciprocidad daban lugar a dos tipos de amistad. Cuando nacía apoyada en el provecho, el placer o la utilidad (el bien útil), la amistad era más mundana. Como escribe san Jerónimo, no hay en ella nada cierto, constante ni firme; cambia según la fortuna y va detrás de la bolsa. Por eso se escribió: es amigo según el tiempo, y en el día de la tribulación desaparece (Eclesiástico 6, 8).

Esta descripción de amistad suena bastante fea. Sin embargo, como dice Elredo, una amistad así, nacida de un principio vicioso, muchas veces conduce a una amistad en cierto grado verdadera.
¡Esta es una buena noticia!

Por otro lado está la amistad que se funda en un bien verdadero, aquella que no comienza en la búsqueda de utilidad temporal ni en ninguna otra cosa exterior. A esta amistad la llamamos amistad verdadera, y su fruto, como dice Cicerón, no es otro que ella misma.

En esta amistad se camina progresando, y en ella hay un solo querer y no querer. Porque nada indigno pueden querer los que se aman, ni dejar de querer todo lo digno. Así, esta amistad está orientada por la prudencia, custodiada por la fortaleza, y moderada por la templanza.

Por eso dice también Cicerón que amistad es la virtud que une a las almas con tal vínculo de dulzura y amor de elección, que de varios hace uno solo. De allí que los mismos filósofos paganos colocaran la amistad entre las virtudes eternas, y no entre las fortuitas y caducas.
A lo que Salomón parece concordar cuando dice en los Proverbios: el que es amigo ama en todo tiempo (Proverbios 17, 17). Con estas palabras declara manifiestamente que la amistad es eterna si es verdadera, pues si dejara de existir nunca habría sido verdadera aunque lo pareciera.

(continuará...)

viernes, 14 de octubre de 2011

cynthia y el telemarketing (cap. 1)

cynthia subiendo a la autopista.
suena su celular.
atender es imprudente.
pero... ¿quién será?
número desconocido...


"hola"
"hola"
"hola"
(muy amablemente)"hola! qué tal! podría hablar con cynthia...?"
(cynthia, manejando despacito...):"soy yo..."
"qué tal cynthia! cómo está! la llamo del banco..."
el corazón de cynthia salta hasta su boca. "caray! (se dice hablando con ella misma)estoy en descubierto!!"


el joven bancario prosigue: 
"la llamo para darle una buena noticia"
cynthia se ilusiona y con ingenuidad infantil sueña despierta:"qué lindo! qué será?"


el sueño dura poco.
en seguida empieza el discurso habitual: "... porque usted es la mejor cliente, bla, bla, bla, y el banco le venía ofreciendo una suma de dinero que no era acorde con su categoría, la estoy llamando para anunciarle que ahora sí, el banco la ha seleccionado para poder recibir un préstamo acorde a su nivel..."


cynthia, amablemente: "muchas gracias pero no. no estaba pensando comprar nada..."
joven bancario: "por qué no? no pensó en algún arreglo para la casa, algún..."
cynthia:
"no, porque lo que estoy tratando es de gastar menos"


FIN del diálogo

miércoles, 12 de octubre de 2011

castañas, ¿comestibles o no?

margarita's

hablando ayer por skype con unos chicos jóvenes que están ahora en el hemisferio norte, me contaban con entusiasmo que, donde están viviendo, está lleno de castañas. y sí, el castaño da su fruto justamente al comienzo del otoño, como pasa ahora por aquellos lugares.

me mostraban contentos los brillosos frutos que habían recogido:



 a la vez que me preguntaban cómo se cocinarían, porque habían probado a hacerlas asadas y les habían resultado horriblemente amargas!!

y la palabra "amarga" me resonó profundamente, y me resolvió el enigma: hay dos árboles diferentes, que dan castañas prácticamente iguales. sólo que unas son comestibles (y deliciosas!) y las otras no (porque son terriblemente amargas).
siendo ambos frutos tan parecidos, me preguntaban cómo distinguirlos. cómo saber si los que ellos encontraban se podían comer o no.

así que, un poco para ellos y un poco para ustedes, por si alguna vez les pasa, aquí va la clave: es un tema de observación. observación de dos cosas. por un lado, las hojas del árbol que produce las castañas, y por otro, la cobertura exterior de las castañas.
aquí va el detalle:

el castaño no comestible, se llama aesculus hippocastanum y tiene las hojas en forma de palma:


y el fruto se da dentro de esta cáscara:


el castaño que sí podemos comer, asado, o en almíbar, dulce, marrón glacé... (um!! qué delicia!!), se llama castanea sativa y sus hojas no están dispuestas en forma de palma como las otras, y además tienen el borde como con un serruchito mucho más pronunciado:


y con esa foto ya pueden adivinar la otra diferencia: el envoltorio del fruto. en este caso, se trata de un verdadero puerco espín. todo, todo pinchudo, re-pinchudo, que cuando está verde es verde flúo y después se convierte en una especie de erizo:


los que estén en el hemisferio norte, ya pueden salir por las calles a hacer la experiencia. nosotros, esperaremos el otoño austral...

lunes, 10 de octubre de 2011

la amistad espiritual

desde galilea

me gustaría ahora dar un paso más en el tema de la amistad, para sumergirnos de lleno en un libro dulcísimo: "la amistad espiritual", de elredo de rieval (aelred de rievaulx), monje inglés, cisterciense, del siglo XII.

el libro no es muy largo, y sí es muy ameno. después de un breve prólogo, el tratado se concreta en 3 diálogos. el primero de ellos, en el cual nos vamos a adentrar ahora, tiene por protagonistas a elredo y al monje juan, joven discípulo y amigo de elredo, y se desarrolla en la abadía de wardon, en bedfordshire, durante una visita de elredo a esa casa.

después de haber estado con todos los hermanos, que lo aturdían a preguntas, elredo se retira a un lugar apartado con juan y así comienza el diálogo entre ellos.
allí elredo anima a juan a compartir con su amigo todo lo que le preocupa. a lo cual responde juan pidiéndole que le enseñe algo acerca de la amistad espiritual.

elredo pregunta a juan si no le satisface suficientemente lo que afirma cicerón: "amistad es tener un mismo sentir, con benevolencia y caridad, acerca de las cosas humanas y divinas".
y no, no parece ser suficiente. porque juan tiene un anhelo muy grande, y va por más. entonces le pide que le explique el significado de la palabra amistad.

dice elredo: "me parece que amigo viene de amor. el amigo es el custodio del amor, o como dicen otros, el guardián del alma. es necesario que mi amigo sea custodio del mutuo amor y, aún más, de mi misma alma, para que guarde con silencio fiel todos sus secretos; para que cure y cargue con todas sus fuerzas cualquier vicio que vea; para que goce cuando gozo y llore cuando lloro, y sienta que son todas suyas las cosas de su amigo".

¡con razón dice el libro del eclesiástico: el que encuentra un amigo, ha encontrado un tesoro (eclo 6, 14)!

viernes, 7 de octubre de 2011

steve jobs

by blue

steve jobs
1955 - 2011

no soy fan de las computadoras. si bien me posibilitan un mundo entero, me resultan cuadradas, frías, duras. me cuesta comunicarme con ellas. yo digo cosas que a veces ellas no comprenden. y a mí, tantas veces, me es imposible comprender lo que les pasa.

no hace tanto tiempo, yo no sabía quién era steve jobs. nunca había tenido una apple, un i-phone, o ni siquiera un i-pod. tampoco entendía demasiado para qué podría servir un i-pod. era todo un universo muy distante.

hasta que llegué a new york, y paseando cerca del central park vi esto:


un cubo de vidrio, totalmente transparente, con su ícono impecable, allí, en pleno manhattan.
lo que sentí en ese momento fue reverencia. re-loco, pero me sentí delante de un verdadero "templo".
y me empecé a decir a mí misma que eso era un templo. y me parecía un disparate. pero la sensación seguía siendo esa: eso era algo así como un templo.

y entré al "templo". y bajabas unas escaleras que te llevaban a un mundo rarísimo. repleto de gente, de aparatos, de cosas que yo no conocía.
iba con la decisión de comprarme un i-touch. no sabía qué era. pero me habían asegurado (de muy buena fuente) que eso era lo que yo necesitaba. y como estaba decidida a dar ese paso, el de subirme a la ola tecnológica, hasta donde pudiera, si podía, avancé para concretar mi decisión.

obvio, me atendió un re-joven de zapatillas. en dos minutos compré mi novedad:



ingenuamente le pedí también un "manual de instrucciones", a lo cual, con una amable sonrisa me respondió que no, que manual no había.
entonces le pregunté cómo iba a hacer para aprender a usarlo. y ahí redobló la sonrisa y me respondió con una sola palabra: "intuition".

¡santo señor! ¡si de intuición se trataba, yo estaba en el horno!
yo también sonreí y me dirigí a la caja buscando otra fuente... ahí, despacito, repetí la pregunta: "¿el manual de instrucciones?" y la misma respuesta: "intuition".

ayer, después de ver el imperdible video de steve jobs en stanford, en el 2005, se lo escuché decir a él mismo: intuición. intuición y escuchar al propio corazón.

ahora voy por la vida con mi i-touch. con algo de 11 x 6 cm, del grosor de una birome:


y es un antes y un después.
de mi i-touch.
de steve jobs.
mi reverencia ante tanta perfección. primordialmente, ante tanta belleza.

miércoles, 5 de octubre de 2011

la amistad (2)

desde galilea

habíamos llegado, siguiendo a karol wojtyla, a que la amistad florece ante la reciprocidad: dos personas son amigas cuando recíprocamente ambas se desean el bien.

y aquí sería bueno recordar lo que decía aristóteles a propósito de la reciprocidad ("ética a nicómaco", libros VIII y IX):
hay diversas clases de reciprocidad según el carácter del bien sobre el cual tal reciprocidad se apoya.
si es un bien verdadero (bien honesto), la reciprocidad es profunda, madura y casi inquebrantable.
por el contrario, si es solamente el provecho, la utilidad (el bien útil) o el placer los que la originan, será superficial e inestable.

dos tipos de reciprocidad dan origen, de este modo, a dos tipos diferentes de amistad. una más humana, una más trascendente. una más limitada, una que es capaz de permanecer más allá del tiempo y del espacio.

antes de seguir avanzando, sería lindo mirar algunas de nuestras amistades. y preguntarnos:
¿qué es lo que me ha unido a este o aquel amigo o amiga?
¿cuál es el bien sobre el cual se apoya o ha apoyado nuestra amistad?
¿se trata de un bien pasajero o perdurable?, ¿un bien meramente utilitario o un valor profundo?

la amistad es un tesoro. reflexionar sobre ella nos puede traer mucho gozo. hagamos la prueba!!

martes, 4 de octubre de 2011

arreglando la compu

da francesca

hola amigos! hoy escribo dedicado al público que fue al colegio (y a la facultad) cuando no habia computadoras. y lo que quisiera es compartirles alguna experiencia que los ayude a salir del paso, cuando algo de la compu no anda.
por ejemplo, esta mañana me pasó que yo quería imprimir algo y no podía. la impresora estaba prendida:


yo marcaba la opción "imprimir", y nada.
entonces empezaba toda la calesita. cancelaba la impresión, volvía a marcar "imprimir" y nada.
entonces volví a chequear que la impresora estuviera encendida:


en efecto, la lucecita indicaba que la impresora sí estaba conectada.
uf!! qué malhumor! yo quiero imprimir y esta máquina no me entiende. y encima no habla, así que yo no puedo saber qué es lo que le pasa, o por qué no quiere imprimir lo que yo le pido.
y de vuelta todo el circo: cancelar los documentos, apretar todo de nuevo...
uf!! qué malhumor! qué pérdida de tiempo! a ver... qué alternativas tengo...

y ahí, el instante de iluminación. el sol que asoma en el horizonte... no me digas que...
y aquí viene mi clase número 1 de cómo arreglar la compu, cuando no hace lo que yo quiero:
vamos al lugar donde están todos los cables de colores (se necesitará tanta cosa?? si las laptops tienen tanto menos y andan igual...):

miren bien su compu: atrás, abajo, de costado... en algún lugar, tienen que tener algo parecido a esto: un montón de cables con terminaciones de diferentes tamaños, grosores, colores.
para qué es cada cosa, no tengo ni idea. pero podemos avanzar igual en nuestro curso on line sobre arreglo de compus express.
ustedes observen bien... y sí, alguno se dio cuenta ya. ahí está la clave de la cuestión. ahí está el problema de mi impresora, y también la solución.
para los que son como yo, les doy una pista más:


ahí está la clave: ese cable está desconectado. probablemente otro miembro de la familia imprimió algo con otra compu, para lo cual desconectó ese cable y después se olvidó de enchufarlo. o limpiando se desconectó. o la fuerza de la gravedad lo tiró para abajo, o pasó un duende...
la cosa es que ahora sólo hay que ¡volver a enchufarlo!
¿dónde? ¡ni idea! lo único que les puedo decir es que seguramente sea en algún lugar por acá:

hasta donde llegan mis conocimientos de computación, sé que si el cable termina en algo violeta, ese cable hay que enchufarlo en el enchufe violeta. si termina en verde, en el enchufe verde. si rosa, en el rosa...
el de la impresora era gris, así que, crucé los dedos, invoqué a lo alto y ¡sí! se conectó!!
entonces me sobrevino una ola de felicidad tan grande como había sido la del malhumor anterior. directamente proporcional.
un último consejo: tengan esta clase a mano, porque es muy valiosa. ya que sirve también para cuando el mouse no responde, o no anda el audio, o cualquier cosa parecida. y es siempre lo mismo. algún cablecillo que por algún motivo se desconectó.
mucha suerte!!